Bizcocho de chocolate negro y avellanas (Receta de Lú)

miércoles, 26 de diciembre de 2018

La audiencia manda y, tras la encuesta que os hice a través de Instagram sobre el post que os gustaría ver en el blog, aquí estoy con un post de Receta como no podía ser de otra manera al haber sido la opción más votada. Tranquilos los que habíais elegido Restaurante, pronto habrá post sobre uno muy recomendable.

A través de este post quiero compartir con una de las Recetas de Lú que me vuelve loca. Es un bizcocho de chocolate negro (aunque si lo prefieres más claro con cambiar el cacao es suficiente) y está delicioso. Con esta receta te resultará facilísimo hacerlo y sorprenderás a todos con tus habilidades reposteras, ¡empezando por ti mism@! ¿Te atreves a prepararlo?




INGREDIENTES
4 huevos
40 gramos de cacao puro en polvo
Harina (mismo peso de los 4 huevos)
Aceite AOVE (1/2 del peso de los 4 huevos)
Azúcar (mismo peso de los 4 huevos)
100 gramos de avellanas
Un sobre de levadura
Una cucharadita de sal


PREPARACIÓN

Lo primero que haremos será pesar los 4 huevos. Este será el peso que necesitaremos de harina, el peso que necesitaremos de aceite y el peso que necesitaremos de azúcar. Los demás pasos son los siguientes:

  1. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Batir los huevos. Añadir el azúcar y batir la mezcla con unas varillas un rato hasta que se mezcle bien y se forme espuma en la superficie.
  3. Añadir el aceite y continuar removiendo bien con las varillas.
  4. Picar, en una picadora, las avellanas (reservar unas pocas para decorar). Añadir las avellanas a la mezcla anterior y remover bien.
  5. En otro recipiente, mezclar la harina, el chocolate en polvo, la levadura y la cucharadita de sal. Remover hasta que esté muy bien mezclado todo.
  6. Con un tamizador añadir la mezcla seca de la harina sobre la mezcla del huevo. Revolver poco a poco mientras se añade hasta que la masa esté uniforme.
  7. En un molde encamisado (base fija y lateral desarmable), previamente engrasado ligeramente con aceite, ponemos un poco de cacao tamizado bien repartirlo con el objetivo de que no se pegue el bizcocho. Elegimos el cacao porque si ponemos la harina luego se verá blanco.
  8. Echar la mezcla en el molde.
  9. Decorar por encima con avellanas. Pueden ser enteras o bien rotas en trocitos.
  10. Meter en el horno, ya precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo, y dejarlo unos 45 minutos. 

Sobre el tiempo de horneado: como cada horno es peculiar, Lu siempre da el consejo de pinchar con un palillo y ver que este salga seco una vez pasado el tiempo recomendado. Si el palillo saliera manchado, lo que se puede hacer es cubrir el bizcocho con papel de aluminio y hornear un tiempo más. El papel de aluminio, en este caso, sirve para que el bizcocho se continúe haciendo sin quemarse por arriba.

Y ya solo queda esperar a que se enfríe y ... ¡a disfrutarlo!

Es un bizcocho que está buenísimo; el cacao puro y la sal me parecen una mezcla brutal. Además. el aceite de oliva le da un punto que personalmente me encanta, como te contaba en esta receta de bizcochitos rápidos.














¿Qué te ha parecido esta receta? ¿La pondrás en práctica?
¿Eres fan del chocolate negro?

 Si te ha gustado este post, no te pierdas el resto de recetas que he publicado en el blog (aquí) y no dudes en seguirme en Facebook para no perderte ninguna novedad de Suddenly Marta:

Publicar un comentario

Posts anteriores Inicio